Proceso de iniciación de los alumnos de Enfermería, en la formación de las competencias obstétricas

Ir más allá de recibir muy poca atención, demasiado tarde o atención excesiva, demasiado pronto: una ruta hacia la atención materna respetuosa y basada en evidencia a nivel mundial
abril 3, 2018
Modelo de atención obstétrica por enfermeras obstetras y perinatales en el Hospital General de Cuautitlán: una experiencia exitosa
abril 3, 2018
Título: Proceso de iniciación de los alumnos de Enfermería, en la formación de las competencias obstétricas

Autor: Piña-Jiménez, Unidad de Investigación, División de Estudios de Posgrado, Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, Universidad Nacional Autónoma de México

Fecha: 2013

Resumen: Objetivo: Comprender el proceso formativo por el que atraviesan los alumnos de Licenciatura en Enfermería y Obstetricia (LEO ), al iniciar su formación obstétrica en escenarios reales de intervención profesional.
Método: Estudio cualitativo bajo la perspectiva de teoría fundamentada, realizó entrevistas a alumnos que habían concluido la asignatura Obstetricia I, asignados a diferentes campos de prácticas en hospitales de la Ciudad de México y zonas conurbadas. Los datos fueron analizados empleando el programa Atlas.ti®, codificación abierta, axial y método de comparación constante. Se perfilaron 4 categorías centrales y varias subcategorías; el hospital como contexto de enseñanza-aprendizaje, práctica supervisada, mediación docente y ser enfermera obstetra.
Resultados: Los alumnos inician este proceso formativo con temor e incertidumbre, si bien eventualmente logran adquirir confianza; en la práctica enfrentan situaciones reales que requieren movilización de sus conocimientos y habilidades previas. La comunidad de práctica les comparte conocimientos y experiencia, viviendo un proceso de socialización secundaria y estableciendo una negociación, a fin de obtener aceptación y oportunidad de intervenir partos. La mediación del docente clínico se vislumbra aminorada en comparación con la que tiene en aula y laboratorio. La enfermera obstetra aún no tiene una fuerte presencia en los hospitales, por ello médicos obstetras y secundariamente enfermeras materno-infantiles aparecen como referentes.
Conclusiones: Comprender este proceso replantea la importancia del trabajo de mentoría en los escenarios de prácticas y la comunicación con la comunidad de práctica. Elaborar instrumentos que esclarezcan cualitativamente los diversos niveles de dominio de estas competencias es necesario, para proporcionar un acompañamiento gradual en el alumno.