Guía para la incorporación del enfoque de derechos humanos en la planeación y elaboración del presupuesto municipal: Experiencias desde el municipio de Guadalajara
septiembre 28, 2018
Parteras tradicionales y Parto medicalizado, ¿un conflicto del Pasado? evolución del discurso de los organismos internacionales en los últimos veinte años
octubre 10, 2018
 
Margarita vive en Jerusalén, Chiapas. Como muchos pueblos rurales de México, sus calles principales están pavimentadas, pero el resto es terracería. En el centro destaca su domo, que se utiliza para eventos sociales y juegos de basquetbol. La casa de Margarita es de adobe con techo de lámina y, como el resto del pueblo, no cuenta con servicio de drenaje y agua potable. Su familia se dedica a la siembre del café y hablan español, como todos en Jerusalén.

Su primer hijo nació por cesárea porque traía una circular de cordón a nivel de cuello. Cuando se enteró que su segundo bebé tenía doble circular de cordón, que debía tener otra cesárea y que la cesárea anterior aumentaba el riesgo, se angustió. Ella había escuchado por medio de una vecina que ahora existía la Casa Materna y que la atención ahí era diferente. No deseaba una cesárea nuevamente, la recuperación de la cirugía había sido un proceso doloroso y le dificultó la lactancia materna de su primer hijo.

En Casa Materna “Ángel Albino Corzo”, el equipo de Compañeros en Salud la recibió. Le explicamos que las parteras hemos visto nacer a muchos bebés con circular de cuello sin complicaciones y que la evidencia muestra que una cesárea anterior no es una indicación para otra cesárea, ya que han pasado más de dos años desde el nacimiento de su primer hijo. Le mostramos que contaba con las condiciones para tener un parto vaginal, aunque en todos los partos hay que estar preparados por si se presenta una emergencia. Finalmente, le ofrecimos atención en Casa Materna con el modelo de partería, donde sabemos que ella es la protagonista de su parto y puede decidir sobre su atención.



A los pocos días, Margarita volvió para que la ayudáramos a dar a luz. Eligió un parto en cama, acompañada por su esposo. Al nacer, el bebé dio sus primeros suspiros de vida, lo que nos indicó que todo estaba bien, realizamos contacto piel a piel, pinzamiento tardío de cordón y, minutos después, inició con lactancia materna exclusiva. Margarita estaba sorprendida de todo el trabajo que puede hacer su cuerpo dando vida y se sentía muy agradecida con el equipo.



Como el de Margarita, se han atendido 54 partos con el modelo de partería en la Casa Materna “Ángel Albino Corzo” desde su apertura en mayo 2017 a junio 2018. El equipo consiste en 6 pasantes de la Licenciatura en enfermería y obstetricia de la ENEO-UNAM, una partera profesional, una enfermera especialista perinatal, así como personal de enfermería general y médicos generales.



Autor: Carolina Menchú, Supervisora clínica, y Mariana Montaño, Coordinadora de Salud Materna
Compañeros en Salud