INTEGRACIÓN Y TRABAJO

 

 
Una integración efectiva de parteras en el sistema de salud mexicano requiere de trabajo previo en los tres ejes de Formación, Reconocimiento y Marco Legal. Un mayor número de parteras mejor formadas y con capacidades de liderazgo, un reconocimiento significativo de sus capacidades y su posibilidad de contribuir a la salud sexual, reproductiva, materna y neonatal (SSRMN), así como la aplicación de una normativa y políticas tendientes a su contratación en el sistema de salud en condiciones dignas de trabajo y en puestos donde puedan ejercer sus competencias, son elementos necesarios para la integración de parteras. A su vez, los ejercicios puntuales de integración de parteras que buscan generar evidencia que permita escalarlos y replicarlos, refuerza a los otros ejes, ya que estos ejercicios contribuyen a la formación de parteras, al reconocimiento de la partería y a generar política basada en evidencia.

Durante 2016, los principales avances alcanzados por la Comunidad de Partería en el eje de Integración y trabajo están vinculados con el proyecto de integración del modelo de partería en Chiapas de Compañeros en Salud y el proyecto de atención prenatal en grupo del INSP en Morelos e Hidalgo. Se espera que la evidencia generada en el marco de estos proyectos permita, por un lado, la contratación de las parteras que participan en ambos proyectos y, por otro lado, poderlos escalar y replicar en otros centros de atención.

Finalmente, en los años venideros se espera una mayor integración de parteras y su calidad de atención en varios estados de la República, resultado de proyectos complejos como el de UNFPA.

Si quieres saber más sobre la contribución de la Comunidad de partería al eje de Integración y trabajo, descarga aquí el documento completo.

Si quieres tener acceso a la matriz de resultados del eje de Integración y trabajo, descarga aquí la base de datos.